#40. Cómo poner precios altos sin dejar de ayudar a quién más te necesita [DE ONG A NEGOCIO]

YouTube video

¿Tienes resistencias a la hora de cobrar o al subir tus precios?

Entonces es probable que tengas el “dilema del sanador” 🤔

De hecho es algo muy habitual en personas que se dedican al ámbito de la salud, las terapias, incluso en el mundo del coaching.

Como profesional, experimentas problemas y obstáculos a la hora de cobrar precios altos, porque piensas: ¿cómo le voy a cobrar por ayudarle a estar mejor?

Y claro, esto te hace sufrir.

El podcast de hoy va dedicado especialmente a ti si todo esto te resulta familiar.

Porque te cuento cómo puedes superar este miedo armonizando el equilibrio entre dar y recibir.

Dale al play para escucharlo y recuerda:

¡Todos merecemos vivir en abundancia! 🌟🥰🙏🎙️

Recursos mencionados:
🔹Libro: Las ventajas de ser un marginado
🌟 Manifiesta con tu Negocio, aprende técnicas energéticas para manifestar una vida llena de abundancia a través de tu negocio: https://annaraventos.net/manifiesta-negocio/
🔹 Formulario para trabajar con Anna: https://tally.so/r/mOlOoA?utm_campaign=podcast&utm_medium=organico&utm_content=c92

Transcripción del Episodio


Como poner precios altos sin dejar de ayudar a quien más te necesita.


Y es que he creado este podcast para compartir contigo una revelación que tuve en los últimos meses mientras estaba meditando en silencio conectando conmigo que me ayudó a ver algo que es lo que yo llamo \el dilema del sanador\ con otros ojos y con otra perspectiva, y pensé eso debería conocerlo más gente.


Así que, aquí estoy.


Y antes de ponerme con ello, si quiero decirte Que estoy compartiendo esto desde el amor y desde el aportar.


No desde el \esto es la verdad y la única forma de hacer las cosas\.


Y en especial, no quiero que nadie se quede con este mensaje de \ah, Anna dice que no tenemos que ayudar a los demás gratis\. No, para nada.


Este podcast va especialmente dedicado a todas aquellas personas que se dedican especialmente al ámbito de la salud, terapias y de ayudar a los demás a sentir más bienestar porque suelen ser las que experimentan más problemas o más obstáculos a la hora de cobrar precios altos y esto les hace sufrir.


Entonces, vayamos a ello, pero antes de empezar con los contenidos que tengo preparados y con compartir esta reflexión, quería contarte en qué me baso yo para poner el precio y para guiar a que mis alumnos pongan el precio correcto y son realmente dos factores.


El primero es tu objetivo actual.


Si veo que un alumno mío acaba de empezar, no tiene mucha experiencia vendiendo aún su terapia o acaba de crear una oferta nueva de la nada, su objetivo es validar esa oferta, validar que el mercado la quiere comprar y con ello conseguir cuanto antes casos de éxito.


Por eso el precio debe ser irresistible para que ese intercambio de dar y recibir se dé con facilidad sin obstáculos.


Tú necesitas validar esto, necesitas testimonios, necesitas alumnos, pon un precio irresistible.


Y alguien que tal vez no tenga mucho poder adquisitivo aún, te va a poder contratar a ti y se va a beneficiar de toda tu sabiduría a un precio especial.


En cambio, cuando ya llevas muchos años en esto, y estás en una fase que ya sabes que la gente que entra en tu programa tienes resultados, tienes testimonios, tienes confianza contigo mismo.


Estas en una fase de escalado, pon un precio alto y que este precio alto sea el reflejo de tu experiencia.


Por eso siempre digo, sé humilde y conecta, por un lado, con tu nivel de experiencia y con tu objetivo actual.


Y a veces pongo esa metáfora de \si tuvieras que ir a juicio mañana, que tocamos madera, que eso no se dé por algo que no has hecho, y te dan a elegir entre dos abogados, uno que se graduó el mes pasado y otro que tiene 20 años de experiencia ¿Cuál elegirías tú? Pues al que tiene 20 años de experiencia, es obvio.


Cuando tú eres esa persona que acaba de empezar, pon precios más bajos para llegar antes a tener mucha experiencia.


Esta es al final, la fórmula que yo comparto siempre con mis clientes.


Entonces, ¿Qué pasa cuando aun teniendo mucha experiencia, seguimos poniendo precios bajos o seguimos trabajando gratis?


Pues en mi experiencia, cuando queremos ayudar a gente que no nos puede pagar constantemente porque sentimos que es nuestra misión estamos generando un desajuste energético.


Estamos generando un karma y una deuda. Y la mayoría de las veces, hacer esto termina mal porque la otra persona no lo valora, pero ¿Por qué no lo valora?


Porque tú no lo has puesto en valor, tú no has cobrado el precio que esto vale.


Y ojo que no significa que todo el mundo si no tiene dinero, tenga que darte dinero, tal vez tú puedes hacer una consultoría de marketing a alguien y como lo que tú necesitas son igual, amigos, ¿no? Porque estás mudándote a una ciudad nueva, esta persona, te puede presentar otras amistades aquí ya ha habido un intercambio entre el dar y el recibir.


Pero se consciente si constantemente estás haciendo estos desajustes en la balanza porque te dices a ti mismo, \no, no, no, yo tengo que ayudar a todos los demás, si no, esa gente pobre se quedará sin sanar\.


Para mí, eso de alguna forma es ego porque es pensar que solo tú puedes salvar a esa persona.


Cuando la revelación que tuve va más alineada en que al final, el universo es perfecto, el universo es quien pone orden, no tú desde tu mente.


Por lo tanto, el universo nos conecta siempre con los clientes perfectos en base a nuestro punto actual.


Perfectos en todos los niveles, perfectos a nivel económico cuando empiezas pues sí, vas a vender tus terapias por 20€ y vas a sanar a personas que sean un match perfecto con eso, que tengan 20€ para invertir en esa terapia, y ambos os vais a enriquecer.


Tú vas a ganar experiencia, y esta persona se va a llevar mucho valor.


Y lo mismo, todos los clientes que tú atraes son clientes que tú estás preparado/preparada para servir, porque sé que hay gente cuando empiece y también les pasa muchos sanadores sienten este síndrome del impostor y esa necesidad de \¿Y qué va a pasar si me contrata ahora que estoy empezando y no tiene resultados y tal? No me podré dedicar lo mío\, no, para esa película mental, para nada.


El universo hace que si alguien te ha pedido esa ayuda, es o uno porque te vendrá con un problema que tú ya has superado en el pasado porque es así de perfecto el universo.


O bien, te vendrá con un reto que el hecho de que tú ayudas a este cliente a superar, te va a dar la sabiduría que necesitas para avanzar en tu carrera.


Entonces con ese podcast, me gustaría invitarte, si estás sintiendo eso, a soltar esa necesidad de ayudar a todo el mundo y en especial cuando ya tienes cierto nivel de experiencia y deberías estar cobrando precios más altos que lo reflejen.


Porque de no hacerlo, es muy probable que termines experimentando amargura, apatía o que caigas en lo que llamamos burnout, porque estarás trabajando mucho, tampoco estarás avanzando porque este cliente que no es un match energético con tus precios, tal vez no te haga progresar, o al menos a mí me ocurre eso, a mí me gusta cada vez trabajar con clientes que requieren que yo resuelva problemas más complicados.


Porque al final, siento que eso me entretiene y que es un reflejo de mi crecimiento.


Pero bueno, esto simplemente es la primera reflexión, que queria compartir contigo en este podcast, esta certeza de que al final, todo es perfecto y de la misma forma de que todo es perfecto, si esa persona que viene a ti sin dinero está escrito en su plan de alma o en su vida que tiene que terminar trabajando contigo, No te preocupes que el universo le dará el dinero que necesita.


Seguramente cuando esté preparada, no sólo para contratarte, sino para implementar lo que tú le vas a enseñar.


Entonces, llegados a este punto, ¿Qué ocurre si me dices? \Vale, Anna te compro, o bueno, o resueno un poquito, al menos con esta información que has compartido, pero es que a mí sigue dando miedo subir los precios\.


Primero decirte que eres una persona muy valiente de reconocer esto, Porque al reconocerlo, podemos cambiarlo y al hacernos responsables de esta situación, de que nos da miedo cobrar lo que valemos podemos abrirnos a encontrar opciones para superarlo.


Entonces, en esta misma línea, porque yo también he estado aquí, y también he estado en puntos que me daba miedo subir los precios.


Y hay una frase de, bueno, un libro que también es película, que se llama \las ventajas de ser un marginado\ que tiene una frase que yo creo que todo el mundo que se topa con esta película o este libro que de hecho no me lo leí, sólo tope con esta frase y me la recomendó un amigo y dice lo siguiente.


\Tenemos el amor que creemos merecer\.


Y lo mismo ocurre con tu abundancia.


Cuando tú le dices al universo, \bueno, gano 1.000€ al mes y no está tan mal\ o \gano 10.000€ al mes y no está tan mal\ o \100.000€ al mes, y estoy bien\.


Lo que le estás diciendo al universo es


\ah, tal vez no se ha merecedor de más, porque como ya me está bien eso\.


Y claro, eso pasa de nuevo por tu mentalidad.


Pasa por aprender a quererte a ti mismo, y pasa en tercer lugar por aceptar que ahora tienes ese nivel de merecimiento, ser consciente y abrirte a más.


Y también decirte que en mi experiencia, ay, como que suspiro porque es algo muy, muy profundo. El tema de subir precios también está muy ligado cuando nos da miedo con la herida del rechazo.


\Tengo miedo de que si subo el precio, por el que yo creo correcto, me rechacen y yo no quiero pasar por esta situación de rechazo, así que, bueno, sigo con ese precio porque es el que se vende\, o \tengo miedo de que si subo el precio, la gente me juzgue\. Y me diga \ay, está que carera ¿no? Que pone precios altos, hala\.


Entonces, ¿Qué ocurre cuando nos subimos al precio porque tenemos miedo a sentirnos rechazados?


Pues que por ley universal, atraemos rechazo.


Aunque sea subliminal y de repente lo que les pasa a muchos clientes con eso y alumnos míos me dicen \Anna, es que mira que vendo la terapia igual a 20€ y me siguen diciendo qué es cara, ¿Cómo la voy a subir?\


Y el universo al final es un chiste que nos lleva a darnos cuenta de que no nos estamos valorando.


Por eso las personas, incluso cuando ya nos toca subir precio, empiezan a encontrar caro incluso nuestros precios baratos.


Y también quiero compartir algo que me pasó a mí en mi camino de tener que subir mis precios de mis cursos de espiritualidad.


Y es cuando saqué al curso \manifiesta con tu negocio\, lo que me ocurrió es que mis guías me dijeron, bueno, a veces no son tan claros, eh, pero este esta vez sí que lo fueron.


\Anna, vas a vender 11 plazas a 111€, este es tu primer lanzamiento y este es el número al que debes aspirar.


Luego, cuando lo termines de grabar entero\ (porque lo estaba dando en directo).


Lo vas a subir a 222€ y luego a lo largo del año 2023 lo subirás al precio real, al valor real, que es 333€\.


Y yo me estaba escapando de hacer esta subida, era como, \bueno, no, porque es espiritualidad, yo estoy al servicio de la luz, esto, yo ya gano dinero con otras cosas\.


Pero no este curso tiene un valor de 333€, incluso dentro hay sanaciones energéticas muy potentes que tienen mucho valor.


Y un día, cuando también me vino esa reflexión, me pasó la cosa más bizarra que me ha pasado en mi vida y es que, bueno, una de ellas, y es que recibí un email anónimo de alguien que venía con un mensaje de parte de mis guías y cuyo email no puede encontrar en ningún otro lugar poniéndolo en Google, no estaba linkeado a ningún perfil y en el asunto ponía \Ya ha llegado el momento de subir tu precio a 333€\.


Y hacía muchas reflexiones importantes, pero me quedo con la que quiero compartir contigo y es que decía de parte de mis guías, Si mantienes tus precios bajos porque piensas que a la gente no se lo podrá permitir, decretas que tus servicios solo llegan a quien no tiene.


Y eso dije \wow, tengo que compartirlo con los demás\.


Porque verdaderamente me voló la cabeza y me hizo conectar con el pasado cuando de alguna forma empezaba a emprender, ganaba mucho menos de lo que genero ahora al mes.


Tal vez sobrevivía con 800€ con 1.000€ al mes, y recuerdo un día que no sé cómo terminé en casa de un empresario que estaba dando una charla, creo que era un hombre que quería sacar un curso online o algo, era consultor de negocios.


Y bueno, y se había mudado a Barcelona, era Giri, hablaba un poco así español chafado, pero quería validar su metodología y hacía eventos en su casa sobre varios temas.


Y recuerdo que yo llegué el primer día y me dijo \¿Tú que haces?\ Y yo dije \bueno, pues yo soy chef, tengo un blog de recetas y tal\, me dice \¿Y vendes? Y dije \bueno, estoy empezando, estoy haciendo…\


Y le dije esto y me dijo. \¿Y cuáles son tus planes?\ Y dije \pues, dejar mi trabajo que tengo ahora y luego dedicarme a esto\ y dice \¿Quieres dedicarte esto mañana? Lo que debes hacer es irte a la zona de Sarriá poner carteles por aquí y ofrecerte como chef privada para familias adineradas, y coges a dos familias, te pagan 1.000€ al mes cada una y ya está, y dejas tú trabajo y haces lo que te gusta\.


Y yo me quedé.


\Esto suena muy bien, no, pero ¿Quién me va a pagar a mí 1.000€ al mes? Estamos locos\.


Porque eso era igual lo que yo generaba de aquellas pero tengo que decirte y como siempre digo, no es para alardear, es como para inspirar


Que a medida que vas ganando más y más y más, tu poder adquisitivo aumenta y también aumenta lo que gastas de normal al mes.


Como por ejemplo, ahora que tengo a un entrenador personal, yo creo que si lo estoy recordando bien le pago 600€ al mes, que es casi como tener a alguien contratado o me acuerdo cuando vivía en Andorra, que tenía que aprender esquiar ya porque hay todo el mundo esquiaba y era como, \no, solo se puede esquiar pues más te vale a aprender rápido\. Tuve que contratar también a un profesor privado que me hiciera un intensivo y me costó 700€ un mes o algo así, ¿no?


Y eso para mí fue como súper determinante decir \ostras, estoy siendo esta persona que paga 700€ al mes, tal vez haya otra gente que vea ese valor en mí\.


Entonces quería compartir esta experiencia contigo porque es lo que me habría gustado saber o le habría gustado saber tal vez a esa versión de Anna del pasado que decía \¿Cómo alguien pagará 1.000€ euros al mes o 500€ al mes para tener mis servicios?\.


Porque yo pensaba que actuaba como si todo el mundo cobrase 1.000€ y no es así.


Así que antes de terminar este episodio, quiero hacer un pequeño resumen para asegurarme que los conceptos que quería compartir contigo quedan bien recogidos.


Y uno Es que pongas el precio en base a tu objetivo actual, si es validar o es escalar


y tu nivel de experiencia.


Que seas honesto.


Porque cuanto más honesto somos, a más clientes honestos y buenos clientes también atraemos.


Número dos es El universo hará un match con la persona ideal con el cliente ideal, acorde con tu nivel de experiencia y las tarifas que lo reflejan.


Y también hará que esa persona que puede pagar menos o que solo puede hacer algo gratuito encuentre esa persona que tal vez se sacó el certificado de reiki ayer y empieza dando sanaciones gratuitas. Porque es así de perfecto.


Y número tres, Trabaja tu nivel de autoestima y merecimiento.


Porque es al tener más, al abrirte a recibir más que también puedes dar más.


Y llegará un punto en el que vas a estar vibrando tan fuerte en abundancia, que es lo que siento que me pasa a mí ahora que ya encontrarás formas de dar, pero podrás dar verdaderamente sin sentir resentimiento.


Que hay personas, ojo, que están muy evolucionadas espiritualmente y pueden dar sin resentimiento, teniendo muy poco.


Y eso es súper inspirador y es magnífico, pero a veces lo que veo que les pasa á mis alumnos es que están quedando poco, intentan ayudar a todo el mundo y en verdad lo que deberían hacer simplemente es conectar con su valía, ponerse en valor, desde ahí, elevar su vibración, sentirse realizados felices plenos ayudando a quien les valora.


Y entonces desde ahí, desde el saber que los ingresos están garantizados, que llegas bien a fin de mes, en tu tiempo libre, da, qué es lo que estoy haciendo yo ahora con este podcast o con mis contenidos.


Y te aseguro que cuando llegas a este punto, tienes más que dar también a nivel de sabiduría porque has recorrido cierta trayectoria


y honestamente, con mucho cariño, tengo que decir que la versión de mi misma de hace cuatro años, tenía mucho menos que contar que la versión de mi misma de hoy en día y que lo que puedo compartir ahora, basado en mi experiencia, tengo certeza absoluta de que puede ser de valor para muchas más personas.


Porque ese el resultado de la sabiduría adquiría tras transformar a muchos y a miles realmente miles de clientes que han pasado por mi mentoría.


Y esto es todo por hoy, decirte que si te ha gustado este podcast, compártelo por favor, con alguien que sea sanador y que debería subir sus precios, porque así me ayudas a que mi mensaje llegue a más personas.


Y también echa un ojo a los recursos que tengo preparados para este podcast y que siempre puedes ver en las notas tanto si lo ves desde YouTube, como si lo ves desde Spotify o cualquier otra plataforma.


Un abrazo, un beso muy fuerte y nos vemos en una semana.