#47. De pobre a millonaria. 7 secretos.

YouTube video

¿Crees que puedes crear la vida que quieres para ti? 🌟

En este episodio comparto contigo el camino que he seguido para pasar de vivir con 600€ al mes a generar más de 100.000€ mensuales con mi empresa de forma constante.

Así que espero poder inspirarte con los 7 cambios que hice… Porque como digo siempre, \si fue posible para mí, también es posible para ti\.

A veces alucino con el Universo y con cómo nos va dando lo que pedimos de forma inmediata cuando estamos abiertos a recibirlo.

¡Dale al play y empieza a atraer lo que deseas!

Recursos mencionados:
🔹 Libro: Padre Rico, Padre Pobre, Robert Kiyosaki
🔹 Libro: The Millionare Fastlane, M. J. DeMarco
🔹 Libro: The Magic of Thinking Big, David J. Schwartz
🔹 Película: The Founder
🌟 Formulario para trabajar con Anna: https://tally.so/r/mOlOoA?utm_campaign=podcast&utm_medium=organico&utm_content=c82
🔹 Eres tu Guía, gestiona tu negocio desde la intuición con Cartas de Oráculo: https://annaraventos.net/eres-tu-guia/

Transcripción del Episodio


Hubo un día en mi vida en el que me di cuenta que había sido verdaderamente muy pobre.


Y es que verdaderamente fue una época de mi vida muy complicada en la que me acuerdo que vivía en un piso con mi pareja de entonces, que era súper viejo, pues que era tan antiguo que hasta para acceder al baño y a la ducha, tenías que salir al balcón porque estaba ahí.


Entonces era un piso también con el que hacía airbnb y me acuerdo que El precio de la noche en mi casa eran 14€.


Que ahora lo pienso y era una miseria, pero oye, que alguien se quedase cuatro noches en mi casa y yo pudiera generar casi 60€ es que me salvaba el mes.


Incluso también sufriendo otras situaciones, como por ejemplo, de ir al súper y salirse en la compra porque no quedaba más dinero en mi tarjeta y no me había dado cuenta o estar en un restaurante y en vez de pedir otra cosa es como \espera, voy al baño, voy a ver lo que me queda para ver si podré pagar otra cosa o no\.


Así que en el podcast de hoy, quiero compartir contigo el camino que seguí para pasar de vivir, pues con alrededor de 600€ al mes, que era lo que tenía en aquella época, a generar más de 100.000€ al mes con mi empresa de forma constante.



Y de nuevo, quiero contarte esto porque si algo tuve muy claro siempre de pequeña, es que Podíamos crear la vida que queríamos vivir.


Y yo siempre quise una vida mejor.


Y tal vez tú no quieras ser millonario, pero si quieras experimentar algunos lujos o ganar un poco más de dinero con tu emprendimiento.


Así que espero poder inspirarte con los siete cambios que hice, y con este podcast, porque, como digo siempre, \si fue posible para mí, también es posible para ti\.


Así que deja de ponerte excusas y ponte a crear y a manifestar la vida que tu alma diseñó para ti, porque seguro que es mucho mejor que la que tu mente es capaz de imaginar.


Y el punto número uno que me llevó de pobre a millonaria es simplemente poniendo la intención, teniendo la certeza de que iba a ser así.


Y dejando la forma al universo.


Y quiero contarte que de hecho recuerdo el momento exacto en el que se lo dije a mi madre.


Estaba dentro del H&M de centro comercial glorias de Barcelona, en el piso de arriba con una blusa en la mano, debía tener alrededor de 20, 21, 22 años.


Y me giré, miré a mi madre y le dije \Yo de mayor seré rica, e iré a trabajar con americana\.


Y se dije de la nada pero con una certeza que ella simplemente, me miró y dijo \pues, muy bien, ve a por ello\.


Porque ésta era mi visión de lo que hacía falta hacer para ser rico, y tenías que ir a trabajar con americana porque eso significaba que tú eras una persona importante.


Y entonces, mi intención era hacer una carrera universitaria para terminar siendo directora de un hotel o un restaurante de lujo.


Y lo más fuerte es que de aquellas yo ya estaba manifestando porque estaba trabajando en la recepción de un restaurante y no te lo vas a creer.


La semana siguiente se les ocurre contratarme una asesora de imagen y pagarme varios conjuntos para que vistiera acorde con la imagen que querían transmitir en el restaurante.


Y todos los looks que me creó esa mujer, partían de llevar puesta una americana.


A veces alucino con el universo y como nos va dando lo que pedimos de forma inmediata cuando estamos abiertos a recibirlo.


Entonces esto fue lo primero que yo hice, poner esa intención y abrazarla con certeza, no tener dudas que sin saber si sería en un año, dos, tres, en cuando sería, pero esto iba a ocurrir y sobre todo, dejando la forma al universo.


Porque si bien yo tenía alguna idea de que debería hacer para ser rica, como por ejemplo, entrar en una universidad que estaba ofreciendo una carrera con estudios en varios países para dirigir un hotel, lo cierto es que no me aceptaron.


Fui como la persona que se quedó sin plaza o no sé qué pasó que entregué el formulario un día más tarde porque estaba mal indicado en la web.


Pero no era porque estaba mal indicado en la web, era porque el universo me quería llevar por otro camino.


Así que haz tu trabajo, vete tomando acciones, pero deja que el universo te lo dé de la forma que él quiera.


La cosa número dos que siento que hice muy bien fue Estudiar a millonarios para entender su mentalidad.


Y de nuevo, tengo ese recuerdo también de estar hablando con mi madre siendo más jovencita que ahora que tampoco voy a echarme muchos años, porque sino parezco muy mayor cuando hablo así.


Y mi madre es bibliotecaria, entonces no es la típica madre que te pregunta \¿Qué cenaste ayer?\ No, mi madre te pregunta \¿Qué estás leyendo?\ Como para preocuparse de mi salud.


Y hubo una época que yo siempre decía \Mamá, estoy leyendo biografías de millonarios, estoy estudiando para pensar como los ricos. Porque sé que si llego a pensar como ellos, si llego a ver la vida como la ven ellos, será mucho más probable que me convierta en una persona millonaria\.


Porque como digo siempre, No puedes conseguir algo diferente a lo que tienes ahora siendo la misma persona.


Porque básicamente lo que tienes ahora es porque tú lo estás atrayendo. Para tener una cosa diferente, tienes que ser alguien diferente, tienes que pensar de forma diferente.


Entonces, me leí, vamos, todos los libros como \Padre rico, padre pobre\ que este, vamos, es un libro que te activa, si no lo has leído, te lo recomiendo.


\The Millionare Fastlane\, \The Magic of Thinking Big\ y muchos que ya ni siquiera recuerdo, pero que supongo que tuvieron algún impacto en mí y biografías, obviamente como la de donald Trump, Sam Walton, que es el creador de Walmart, Richard Branson, el Elon Musk para ver cómo era el día a día de un millonario más allá de lo que nos dicen en la tele, que es como estar en los yates ahí, abriendo champagne y tirando billetes mientras arranca el barco, que esto definitivamente no es lo que hacen los millonarios.


Entonces, si no te gusta leer y quieres aprovechar este punto, mira películas.


De hecho, una película que se me ocurre ahora mismo es la de \The Founder\, el fundador que es de la creación de Mc Donald`s, y también te puede inspirar y dar ideas, de cómo pensar de forma diferente.


Luego, la tercera cosa que yo hice fue No tener prisa.


Y esto es algo sumamente importante porque, como siempre digo, Emprender es un camino que te va transformando y la abundancia, la riqueza llega cuando te has transformado y estás en un nivel de energía y de conciencia en el que vas a poder recibir dinero en tu realidad y no perderlo.


Porque eres un match con la vibración de esta abundancia.


Y digo esto porque es sumamente importante, porque hay personas que tienen prisa en tener éxito, y lo veo constantemente con los alumnos de mi mentoría que vienen a mis llamadas y me dicen \bueno, yo si el webinar este no me funciona, lo dejo, eh\.


Yo me quedo pero bueno, ¿Debo tomarme esto como una amenaza o qué?\ Porque sería una pena que lo dejara si el webinar no te va a la primera, cuando honestamente si no has hecho un webinar en tu vida, el primero no te va a funcionar.


Y yo tuve que hacer, vamos, cinco webinars para para que me funcionara más los cientos de webinars que he hecho para clientes, para algunas y para otras personas para volverme experta en esto.


Y quiero aprovechar este punto también para introducir este concepto de Simon Sinek que es maravilloso


Y que habla de que al final, los negocios son un juego infinito, un juego que nunca termina. Porque si terminase significa que tu negocio ha muerto.


Y a veces vemos el emprendimiento como \bua, cuando genere ingresos estables ya va a estar\. No, no, no vas a tener otros problemas que solucionar o con tus empleados o con el día a día o con la facturación, Y eso nunca va a terminar porque el negocio siempre va a sacar lo mejor de ti para que sigas creciendo y sigas evolucionando.


Y así es como tú debes verlo.


Y en este sentido, quiero dejar claro que yo siempre tome claro que sería rica y que experimentaría muchos lujos, siempre viví desde esta certeza, pero sin prisa, sabiendo que cuanto fuera el momento y que si yo seguía trabajando en mis creencias, seguía leyendo, seguía aprendiendo qué era lo que tenía que hacer para tener un negocio online, eso llegaría.


Pero no fue como \decidí montar mi negocio, el mes dos contraté a un mentor y el mes tres estaba facturando 100.000€ al mes\. No, no fue así.


De hecho fue muy diferente. Primero empecé abriendo un blog de cocina que se llamaba \setuchef.com\, que ahora se llama »sanaysexy.com» y que aún puedes investigar para ver mis orígenes.


Era de comida saludable con muchas recetas y me sirvió para entender todo el tema este de wordpress, contenidos, cosas técnicas como redactar, como sacar fotos, como hacer SEO o como trabajar con promociones cobrando una comisión como publicar un libro en Amazon, como lanzar un curso low ticket, como crear un lead magnet y automatizarlo con active campaign, aprendido todas estas habilidades que cuando emprendes solo y no puedes delegar porque no tienes dinero, te toca hacer a ti.


Y luego ¿Qué logré con este emprendimiento? Pues domine el SEO bastante bien, posicione una página en la que anunciaba mis talleres de cocina de primera en Google y ahí me empezaron a llegar talleres, hasta el punto de generar 2.000€ al mes con mis talleres de cocina trabajando para marcas y también en cumpleaños y fiestas infantiles.


Y eso me ayuda enormemente porque ahí perdí mi miedo a hablar en público.


Porque era como, \ah\.


Hablar en público, vamos, o sea, me tenía como en una situación de hablar en público y como que me ponía roja, se me subía el calor y lo pasaba fatal.


Y eso me dio todos estos aprendizajes.


Luego pasé a trabajar a una agencia de marketing.


Y ahí aprendí a trabajar con grandes cuentas como clientes que teníamos Rack, Grupo Planeta, Zara.


Pero sobre todo aprendí, estando en esta agencia, lo que no quería.


Que era trabajar en un sitio con un modelo tradicional basado en la teoría en términos de marketing porque era una agencia muy tradicional en el sentido de que yo había estado aprendiendo marketing por mi cuenta que lo aplicaba en mi blog y era marketing más de influencia americana.


Mientras que los que estaban en esta agencia habían aprendido marketing en la universidad y no digo para nada que todas las universidades y carreras sean así, pero entraba un cliente y ya \vamos a hacer un benchmark, un estudio de mercado para sacar ideas\.


Era como, por favor, o sea, si quieres sacar ideas, validar un producto, simplemente pongamos una landing, le metemos ads y ya anda, y en un día está validado.


Pero no, estábamos como dos semanas haciendo el research y todas estas cosas, y yo vamos, estaba tremendamente aburrida.


Además, ahí también vi que realmente yo no quería un trabajo de nueve de la mañana a cinco de la tarde, ni los gastos que conllevaba tener un equipo tan grande y unas oficinas.


Porque mi siguiente salto fue empezar a trabajar para un emprendedor del sectorial marketing que tenía un negocio digital como tutora de su formación.


Y lo primero que ocurrió ahí que me voló la cabeza, literalmente fue en un año esta persona había facturado lo mismo que la agencia de marketing para la que estaba trabajando antes con la diferencia de que esta persona estaba sola en su emprendimiento y en la agencia de marketing éramos ocho con una oficina.


Ahí yo dije guau.


Se me abrió un mundo y ya no era que yo quisiera un negocio online como lo estaba intentando con mi blog de cocina, vendiendo mi curso, vendiendo mi libro, no, no. Ahí realmente experimenté el potencial y al experimentarlo y verlo tan claro, se me abrió también para mí.


Y luego mi siguiente paso pues fue hacerme freelance.


Que esta también fue una época complicada, porque claro, yo era buena en copywriting, pero no tenía ni idea de gestionar un negocio, aunque fuese un negocio unipersonal de yo sola.


Y también fue una época en la que estuve trabajando en escalar el negocio de David, que fue mi primer cliente de copywriting.


Y luego hoy en día es ya en lo que estoy aprendiendo a gestionar una empresa en la que no estás solo, tú ya tienes responsabilidades, tienes gente que depende de que tú factures para posteriormente ellos puedan vivir su vida y cobrar un sueldo.


Y es ya algo diferente.


Y quiero dejarte algo claro que aunque a veces queramos tener ya esa empresa con los empleados, yo en todas esas etapas, sentí una inmensa alegría, crecí un montón y en ningún solo momento pensé en dejarlo.


Porque amaba aprender, amaba reinventarme.


Y es que a veces hay gente que me viene y me dice \eres una happy, eres una feliz de la vida, una hippie y esto de la manifestación no funciona\ y no lo entienden, no entienden que a veces para que el universo puede darte lo que quieres antes, tienes que desviarte un poco del camino para aprender cosas que te faltan, y cuando así recibas lo que quieres, lo sepas gestionar.


Y eso me lleva ya al punto número cuatro en mi camino de pobre a millonaria.


Que como puedes ver, no fue en un año, fue realmente en un periodo igual diría de siete años más o menos.


Pero ¿Qué más da?


Si al final, lo más importante es el ahora y todos mis ahoras hasta llegar hasta aquí fueron una maravilla.


Pero bien, pasemos al punto 4, y es Que siempre puse el foco en dar.


En el dar el dar el dar y en aprender y no en el facturar.


Y de hecho me acuerdo cuando empecé a salir con David que teníamos siempre esa broma que él cogía y me decía, \¿Pero qué pasa, Anna? ¿Qué eres? ¿Una ONG?\


Porque siempre ayudaba gratis a los demás y él estaba flipando decir, pero, a niveles alucinantes, respondía a consultas a clientes por las que no me habían pagado o incluso a amigos y daba y daba y daba además, sin esperar nada a cambio solo por el hecho de ayudar.


Y creo que sin ser consciente de ello, de que verdaderamente este era el camino, esto fue algo que se me quedó de leer las biografías de millonarios.


Y es que los que empezaron desde cero, sin partir de una familia rica, empezaron siempre ganando poco y rodeándose de gente de la que podían aprender.


Como por ejemplo, cuando trabajaba para este marketer online, yo cobraba 10€ la hora, era poco, tal vez por lo que hacía era poco, pero me daba completamente igual, yo era la persona más agradecida del planeta tierra de tener esa oportunidad.


Porque podía crecer.


Y lo mismo cuando conocí a David y le vendía el primer guion de webinar.


No se lo vendí por 2.000€, incluso por 30.000€ como hemos llegado a vender.


Bueno, no un guion solo, pero si todos los copies, la implementación de un sistema de ventas por webinar, no. Le cobré 347€ que era lo que costaba su curso de aquellas.


Luego le hice gratis los emails, le hice gratis otro webinar, le hice gratis otra secuencia de emails, le hice gratis los anuncios, le configure active campaign gratis.


Le hice un montón de cosas gratis.


Porque de aquellas yo estaba haciendo freelance, David estaba contento, me recomendaba a otras personas, me llegaban clientes de forma referida por él.


Y también, porque no tenían ni idea de ser autónoma, entonces yo sabía que el tiempo que estábamos compartiendo, que estábamos intercambiando que igual hacíamos una reunión para obtener información y que yo pudiera redactar estos emails.


Era un tiempo en el que yo también iba a recibir unos instantes de consultoría por su parte.


Yo le podía preguntar \oye, David, eso de gestionar el negocio, tu que tienes más experiencia\.


\Oye, este cliente que no me está pagando el segundo plazo ¿Qué le puedo decir?\


\O esta persona que duda si con esta objeción, ¿Tú qué le dirías?\


O \¿Cómo puedo hacer para que no me dé un sablazo cuando me toca hacer la declaración y tengo que devolver el IVA?\


Y todo eso, yo iba aprendiendo y aprendiendo y aprendiendo a pesar de hacer estas cosas gratis.


Y lo mismo cuando llegó un punto que llevaba varios meses siendo freelance y no me daban las cuentas.


Y entonces David dijo \si quieres, trabaja para mí, haz crecer mi negocio durante unos meses, yo te voy a dar esa estabilidad de tener un sueldo y a no tener que estar a 1000 cosas, a gestionar el negocio, entregar servicios, buscar más clientes, arreglar mi webinar, poner mis anuncios y a 50.000 cosas que no daba a basto porque todo era nuevo para mí y tú vas a poder aprender y crecer más\.


Y no me lo pensé dos veces.


Le dije que sí.


Aunque yo sabía que en este momento estaba tomando la decisión de posponer de alguna forma mi éxito, porque si ponía el foco en él, ¿Qué marca iba a crecer? Su marca, y yo estando atrás, sin ser visible.


Pero visto ahora en retrospectivas, es que fue la mejor decisión que puede tomar en mi vida.


Porque ahí verdaderamente y más en el mundo del copywriting.


Y me sale decir que me siento muy agradecida también de haber tenido esa oportunidad, porque eso fue antes de empezar a salir juntos como como pareja.


Bueno, más allá de vuelta también igual, pues de sacar esa pareja, luego decidimos montar una empresa juntos.


Pues porque veíamos que congeniábamos muy bien en el en el ámbito laborable y nos complementábamos muy bien, pero también ahora David me está ayudando a mí un montón gratis.


A nivel de que cada día crea una máquina para que se me publiquen gratis mis contenidos, este podcast también se edita sin que yo haga nada de nada, solo subo el archivo en una carpeta de Google Drive y todas las personas involucradas reciben un email con la tarea que deben hacer ya sea editar, crear la miniatura, subirlo.


Así que realmente si tienes claro tu objetivo, y debes hacer algo, pon el foco en dar porque el universo siempre siempre, siempre te lo devolverá.


No pienses en el dinero y mucho menos cuando estás empezando.


Diferente, obviamente es que tú seas alguien con un perfil senior con 20 años de experiencia, no, te toca cobrar, te toca recibir todo lo que te has invertido en formarte.


Y esto me lleva al punto número cinco, y es que si quieres ser millonario, si quieres darte muy bien la vida, una de mis mayores recomendaciones también es que te conviertas en una persona de valor.


Porque todas estas decisiones que yo tomé en mi pasado, me convirtieron en una persona de valor.


Poder trabajar, realmente, para hacer crecer y optimizar todos los webinars de David, como hacíamos de primeras y luego ya, de nuestros clientes a mí me dio mucho conocimiento porque lo que veo en el copywriting es que a veces hay mucho copy y no es malo, porque también estuve ahí, obviamente.


Que conoce los fundamentos, las plantillas, pero no ha tenido ese rodaje de ver el impacto que genera su copy.


O sea, vale, escribe el artículo, tal, pero no ve cuáles de ellos convierten, cuáles no, y es eso lo que te hace verdaderamente bueno, al menos en esta disciplina.


Entonces, si verdaderamente quieres ganar mucho dinero, aprende a resolver problemas complejos.


Cuando yo tenía el blog de cocina, y con eso de nuevo, no quiero faltar el respeto a nadie porque no es mejor ni peor, son decisiones diferentes y todas son buenas y llenan en tu alma, y a mí me llenaba el alma ese blog.


Pero claro, ¿Qué problema resolvía entonces?


Pues el de cómo preparar los tapers de una semana en dos horas que de esto va mi libro.


Entonces ese libro yo lo vendía por 14€ cuando daba un taller de cocina o en un cumpleaños infantil, lo vendía por 150€.


Ahora, una hora de consultoría de marketing en la que yo te ayudo a resolver problemas que tú tienes en tu empresa, cuesta 500€.


Porque en esta hora haré que tú ganes mucho más.


Y eso es la magia de convertirse en una persona de valor.


Porque al final, si te fijas, cuando tú inviertes en algo, no inviertes porque te encante tirar billetes, no, Inviertes porque sientes que esta cosa te va a dar a ti algún retorno, algún valor de vuelta.


Por lo tanto, sé tú esa persona de valor, se tú esa persona que va a entregar ese valor por recibir dinero de otras personas convirtiéndote en alguien que sabe resolver problemas complicados.


Porque la realidad es que estamos en la era de la información, toda la información está gratis en internet. Por lo tanto, fíjate en qué problemas puedes resolver que no sean fáciles de resolver con esta información gratis que está online.


Y ya para terminar, quiero hablarte de los dos últimos puntos que me llevaron de pobre a millonaria.


Y uno sin duda fue Quererme a mí misma.


Siempre digo esto a mis alumnos.


Cuanto más me quiero, más vendo.


Este es mi mantra y también es mi realidad, y me ha costado esfuerzo reforzar mi autoestima, quererme aprender a cuidarme, pero ha sido una de las mejores inversiones a nivel, tiempo y foco que he podido tomar en mi vida y en mi emprendimiento.


Porque el amor hacia uno mismo se transmite.


Y muchas veces también \amor\ significa más confianza.


Cuanto más confianza tenemos en que aquello que realmente transmitimos es bueno, menos riesgo perciben las otras personas al contratarnos.


Y finalmente, el punto número siete que me llevó a millonaria Fue encontrar mi propósito y hacer las cosas desde esta energía. Porque la realidad es que cuando empiezas a emprender lo que tienes en la mente es proveerte, o bueno generar para proveerte a ti para no tener que sufrir por llegar a fin de mes como hacía yo, que tenía que ir al baño del restaurante para ver si podía pedir otra cerveza o lo que sea que tomaba entonces, ahora ya no tomo alcohol, o si era mejor irme para casa porque no tenía más dinero.


Porque primero, tu objetivo con los negocios es proveer para darte a ti para poderte dar a ti esa vida mejor, esa comunidad, esa comodidad para poder llegar a fin de mes tranquilo.


Luego tu objetivo pasa a ser para proveer a las personas que quieres como de aquellas me ocurría a mí, yo quería poder invitar a mis amigos a un restaurante, quería poder hacer regalos buenos a mi familia, quería compartir mi riqueza con ellos.


Poderle regalar un buen vino a mi padre, poder comprar marisco de calidad para navidades y poder darles experiencias lujosas como las que estaba experimentando yo.


Hasta que llegas a un punto en el que te sobra para tí, y para tu familia.


Y entonces se da esa magia de que debes verdaderamente encontrar un propósito, algún motivo para seguir creciendo y seguir trabajando y poder dar ya no a ti, ni tu familia, sino a los demás, a la humanidad, porque de esta forma vas a sentirte realizado.


Realmente dar a tu familia te puede dar orgullo, alegría, felicidad, pero esa plenitud te la da cuando realmente puedes experimentar que mediante lo que estás haciendo ganes lo que ganes, ojo, no tienes que ganar 1.000.000€ para experimentar eso, estás cambiando la humanidad, estás transformando a las personas, estás haciendo de este mundo un lugar mejor.


Y para terminar este podcast, quiero recordarte una vez más Que todo lo que es posible para mí también es posible para ti.


Si crees que te puedo ayudar de alguna manera, te invito a ver los recursos de este episodio, en él vas a encontrar un formulario con varias formas de trabajar conmigo.


Vas a encontrar también acceso al curso de \Eres tú guía\ que al final es mi curso insignia de espiritualidad en el que te enseño a aprender a confiar más en ti mismo, aprender a seguir tu intuición usando cartas de oráculo para que confíes en ti y empieces a operar tu vida desde esta energía.


Porque desde esta confianza es desde donde vas a empezar a manifestar todo aquello que quieres, primero serán cositas pequeñas, como yo manifesté esta americana para ir a trabajar y luego será, vamos, cualquier cosa que tú puedas imaginar con tu mente.


Nada más por ahora, te manda un abrazo muy fuerte y te deseo paz, amor, abundancia y sabiduría.